maestro_alumno_banner

A lo que la reforma educacional debiese apuntar

Por: Nataly Mariñan 

Existen variadas teorías en lo que compete al ámbito de la educación, muchas de ellas enfocadas sólo en el contenido y el rendimiento académico. Esto es importante, no se discute lo contrario,   es totalmente positivo el hecho de que un estudiante pueda obtener una buena calificación,  sin embargo, no se puede predestinar su futuro por una buena o mala nota.

Nuestra educación no puede estar un 90% centrada en puntajes de pruebas estandarizadas, en donde si al colegio le fue bien, es porque su formación conceptual va bien. No somos meros productores de algo. No es posible que un centro educativo se conforme con el puntaje máximo de un alumno, cuando este ni siquiera es capaz de dominar sus sentimientos cuanto tiene pena o rabia. ¿Qué adultos estamos formando? Si la sociedad está deshumanizada, es porque nuestra educación se ha deshumanizado. No basta con tener el mayor de horas en formación matemática; el arte, la música, la filosofía, la religión, merecen tener un real protagonismo, porque son las áreas que nos conectan con nuestra humanidad, con nuestro interior, las que nos llevan a trascender.

La formación humana, es una de las mejores formas de educar, es llegar verdaderamente al desarrollo integral de la persona, la técnica es necesaria, pero no el fin último, debe ser medio para, de lo contrario caeríamos en un utilitarismo, como el que se ve día a día. El homo faber, planteado por Marx es una destrucción para este ser humano, para esta unidad de cuerpo y alma.

El aprendizaje debe ser un disfrute, un goce, que no pase por encima de nuestras necesidades propias. No se puede pretender que un estudiante sea ingeniero, cuando es sus deseos más íntimos está el ser músico, sólo porque la primera opción es la que aporta técnicamente a un país.

El aprendizaje va de la mano con la formación humana, con el orden de los sentimientos, ya que de esta manera tendremos adultos conscientes de sí, seguros de lo que quieren, sin desordenes emocionales.  Como diría Gandhi “La verdadera educación consiste en obtener lo mejor de uno mismo. ¿Qué otro libro se puede estudiar mejor que el de la humanidad?”

About the author

Agregar un comentario