l

La Huelga y el rol de los Funcionarios Públicos

Por: Maite Monsalve

En este último tiempo hemos escuchado reiteradamente del paro de los funcionarios del Registro Civil por búsqueda de mejores remuneraciones. Hasta la fecha, no hay señal alguna de cese del conflicto ocasionado hace ya más de 30 días.

Como sabemos, la huelga, es decir, el derecho que tienen los trabajadores de suspender la relación laboral con su empleador cumpliendo determinados requisitos legales, no es una herramienta que se deba utilizar de manera arbitraria, sino que hay que ceñirse a determinadas condiciones dadas por el legislador, y que obedecen a criterios de sentido común.

Esto es de toda lógica porque, primero que todo, la huelga es un mecanismo que busca solucionar un conflicto cuando ya se han agotado otros medios de diálogo y acuerdo, como las negociaciones colectivas u otros tipos de acuerdo, por lo que en este caso es bastante cuestionable la labor que han realizado este grupo de trabajadores.

Otro punto muy importante a analizar, es el siguiente: ¿los trabajadores del Registro Civil tienen derecho a utilizar este mecanismo de presión? La Constitución y la ley laboral han sido claros en este punto y no han dado lugar a ambigüedades: “No podrán declararse en huelga los funcionarios del Estado ni de las municipalidades. Tampoco podrán hacerlo las personas que trabajen en corporaciones o empresas, cualquiera que sea su naturaleza, finalidad o función, que atiendan servicios de utilidad pública o cuya paralización cause grave daño a la salud, la economía del país, al abastecimiento de la población o a la seguridad nacional” (Artículo 19 N°16 inciso final CPR).

Esto tiene una razón de ser que ha sido olvidada por los funcionarios del Registro Civil que es el rol público que cumplen en la sociedad. Al trabajar en el Estado o en alguna empresa que brinde algún servicio esencial no sólo se trabaja con el propósito de mejorar la calidad de vida personal, sino que también la del resto de la sociedad, y es por ello que es importante que esa labor no cese bajo ningún respecto.

No olvidemos jamás que las personas que están alrededor no tienen responsabilidad por el pago de bajas remuneraciones que haga el empleador, eso no sería enfrentar el problema con altura de miras y quienes salen perjudicados con esta paralización ilegal somos todos.

About the author

Agregar un comentario