An illustration picture shows the logo of car-sharing service app Uber on a smartphone next to the picture of an official German taxi sign

Uber Uber alles

Fernando Pérez
Filósofo

Después de que tres taxistas me rechazaron porque tenía bolsas de supermercado y de que un cuarto me llevó de mala gana, no sin cobrarme un monto extra por hacer un recorrido corto, decidí escribir una apología a la plataforma Uber y una crítica a los taxistas tradicionales. La columna se resume en buscar responder la siguiente pregunta: ¿por qué la gente prefiere Uber?

En primer lugar, porque es más barato. Si bien la tarifa inicial de Uber es más alta que la de los taxis, su precio por minuto y por kilómetro es mucho más bajo. En recorridos medios, y con mayor razón en los largos, es definitivamente más económico que los taxis. Además, sus tarifas son estables, mientras que, en algunos casos, la de los taxis es susceptible de variar.

En segundo lugar, porque es más seguro. En los taxis se tiene que pagar con efectivo, lo que implica un problema tanto para el conductor como para el pasajero. Por un lado, si eres conductor te expones a que te asalten, por otro, si eres pasajero, te expones a que te cobren de más. Por el contrario, en Uber debes pagar con tarjeta de crédito, lo cual representa un alivio para el chofer y el usuario.

En tercer lugar, porque es más transparente. Viajar en taxi es en ciertas circunstancias ir a la deriva. A veces los taxímetros están arreglados, en algunos casos los taxistas te cobran de forma caprichosa. Viajar en Uber, al contrario, es siempre ir seguro. La distancia es medida por GPS, no por taxímetro, por tanto se cobra siempre lo mismo para una misma distancia, no lo que se le antoje al conductor.

Estas, entre otras, son las razones por las cuales la gente prefiere Uber. No quiero, empero, que se me malinterprete. Los taxistas no son siempre los antagonistas, así como no siempre Uber es perfecto. No solo he viajado con taxistas antipáticos o estafadores, sino que también con taxistas agradables y honestos. Es probable, sin ir en detrimento de lo anterior, que recibas un mejor servicio en este último que en el primero. Por esto mismo, Uber über alles.

About the author
  1. Es verdad que uber ha prosperado por los vicios que hay en el negocio de los taxis. Pero sí entiendo el reclamo de los taxistas porque ellos pagan un alto impuesto, además que su mercado está fuertemente regulado; uber no paga impuesto (quizá IVA) ni participa en un mercado regulado.
    Por otro lado, en general la calidad de los vehículos uber es mayor porque este negocio está concebido como un ingreso extra, mientras que el taxista vive principalmente de su negocio y su vehículo es mantenido en la medida de sus posibilidades y beneficios.
    Es comprensible que el taxista vea a uber como competencia desleal porque lo es, aunque también es cierto que este nuevo negocio es un fuerte desafío para los dueños de taxi.

Agregar un comentario